ESTA ES LA CARA QUE SE ME QUEDA CUANDO APRENDO COSAS

ESTA ES LA CARA QUE SE ME QUEDA CUANDO APRENDO COSAS

“Si algún día te haces famosa me voy a cebar a hablar mal de ti, así como voy a denunciarte al colegio de psicólogos por intrusismo”

Imagínate que un día te levantas y te encuentras el teléfono lleno de mensajes diciéndote barbaridades como esta de alguien que has considerado tu amigo. 

A menudo me encuentro con personas que no están acostumbradas a los límites, ni a ponerlos, ni a aceptarlos. Una situación en la que hay que poner un límite puede ser la finalización de una amistad o pareja cuando no te sientes comod@ con ella por el motivo que sea. Otra situación sería poner un límite a un cliente que se excede en las confianzas, o a un amigo o conocido que previamente haya sido cliente.

Cuando una persona no sabe poner límites siente miedo a hacerlo, a  hacer daño al otro, a equivocarse, a decir lo que quiere de verdad, a marcharse y dejar al otro solo, a las consecuencias de hacerlo…

Por otro lado hay personas que no saben aceptarlos, y se quedan enganchadas en justificar el por qué de no hacerlo, en en el chantage emocional o en el bucle de seguir insistiendo en mantener la relación.

En ocasiones nos podemos encontrar tanto a nivel profesional como personal con casos en los que ponemos un límite y el otro no lo acepta y amenaza con dañarnos si no cumplimos con sus expectativas de mantener la relación.

Recordemos que detrás de cada persona dificil suele haber una historia complicada, pero no podemos empatizar con eso si insisten en invadir nuestro espacio cuando hemos pedido reiteradamente que nos dejen tranquilos. Cuando esa insistencia es constante por teléfono, ordenador, mensajería instantánea, se denomina ciberacoso. Cuando es en persona, se trata de acoso físico.

En ambos casos, es recomendable dejarse asesorar por un profesional del derecho, un abogado y/o un mentor experimentado para interponer una denuncia que nos proteja si es necesario.

A los coaches nos protege la ley de igual manera que al resto cuando este tipo de situaciones se dan en el marco de una relación profesional en la que el cliente o ex cliente decide amenazarnos con denunciarnos o denigrar nuestra imagen cuando está enfadado porque no le queremos en nuestra vida personal.

En el caso de suceder con una pareja creo que hablariamos de violencia de genero, y con una amistad o ex amistad acoso o ciberacoso de la misma manera que en lo laboral.

En caso de ser una situación personal y/o profesional si has hecho bien tu trabajo, si lo haces con alianza * y tienes pruebas de que has pedido que la relación termine y de que la otra parte insiste en mantenerla, puedes estar tranquilo. Está claro que no podemos gustarle a todo el mundo y que en la vida vamos a recibir muchas críticas. El miedo a que eso ocurra es solo fruto de tu inseguridad, y esa misma inseguridad te pone en jaque frente a este tipo de personas.

Separa las emociones como la frustración y el miedo, de lo que ocurre en realidad y toma medidas, sin más.

Si el ciberacoso cesa o la persona se cansa de insistir relájate, si no, puedes interponer una denuncia en cualquier comisaria de la Policia Nacional o en delitos telemáticos de la Guardia Civil en persona, en caso de ser acoso físico puedes adelantar la denuncia por teléfono según tengo entendido. Aún así lo mejor siempre es tomar medidas preventivas, ser asertivo, explicar al otro que ya no deseas tener reación con él, que no consentirás agobios de ningún tipo y pedirle literalmente que te deje en paz.

Por una cuestión de ética profesional no debemos ni estirar los procesos de coaching cuando no es necesario, ni mantenerlos en caso de detectar patologías que interceden en el objetivo o el plan del cliente, ni hacerlo tampoco en caso de que detectemos que se está produciendo alguna situación por la que podríamos perder objetividad o nos sentimos amenzados.

Afortunadamente después de publicar la segunda versión de este post yo recibí disculpas por escrito de esta persona a la que solo le deseo lo mejor pero lejos de mí yde mi entorno, es todo. 

 

IMG_0233*Los coaches trabajamos con un documento llamado alianza (contrato de coaching en el que se establece un intercambio con o sin pago alguno de por medio y se deja por escrito que el coaching ni es terapia ni puede considerarse como tal). Yo personalmente exijo que firmen antes de comenzar proceso TODOS los clientes paguen o no, para que tengan claro y por escrito que yo no voy a hacerles terapia, ni soy psicóloga.

Anótate lo siguiente si eres coach: Trabajar como Coach sin alianza es un riesgo de que te hagan daño todos aquellos que se enfaden contigo por cualquier motivo. Deja claros los términos del acuerdo siempre.

 

¿Cuándo debemos interponer una demanda por acoso ?

Acoso: RAE.: 1. m. Acción y efecto de acosar. Acosar:  RAE.: 3. tr. Perseguir, apremiar, importunar a alguien con molestias o requerimientos.

Ciberacoso (también llamado cyberbullying por su traducción al inglés): es el uso de información electrónica y medios de comunicación tales como correo electrónicoredes socialesblogsmensajería instantáneamensajes de textoteléfonos móviles, y websites difamatorios para acosar a un individuo o grupo, mediante ataques personales u otros medios. Puede constituir un delito penal.

El ciberacoso es voluntarioso e implica un daño recurrente y repetitivo infligido a través del medio del texto electrónico. Según R.B. Standler1 el acoso pretende causar angustia emocional, preocupación, y no tiene propósito legítimo para la elección de comunicaciones. El ciberacoso puede ser tan simple como continuar mandando e-mails a alguien que ha dicho que no quiere permanecer en contacto con el remitente.

El ciberacoso puede también incluir amenazas, connotaciones sexuales, etiquetas peyorativas (p.ej., discurso del odio).

Recordemos qu “el mapa no es el territorio” y para el acosador mientras estalla y te molesta existen motivos justificados para hacerlo. Ese es SU MAPA que llevado al extremo tendría que ser evaluado por un profesional de la psicología.

Este artículo es fruto de la inspiración que me produce mi propia vida y la de otros con experiencias similares a esta. A veces somos tan tontos que lo damos todo al otro sin verificar que merezca nuestra confianza demasiado rápido, por tanto, si la cosa acaba mal es responsabilidad de ambas partes. 

LA CONFIANZA SE GANA NO SE REGALA

¿Qué necesitas tu para confiar en alguien? ¿En qué casos crees que deberías haber dado menos hasta haber comprobado más? ¿Qué lecciones podrías sacar de esto?

Moralejas: 

1. La PNL o la sinergología son herramientas que tenemos algunos coaches que nos permiten identificar el tipo de comunicación que tiene el otro por sus gestos. Evidentemente, si tu no quieres comerte una naranja por mucho que yo te diga, no te la vas a comer aunque sepa PNL. Los coaches usamos estas técnicas para acompañar al cliente y percibir las diferencias que hay entre lo que nos dicen y lo que expresa su cuerpo. No es magia, no es exacto, y no puede hacer que te desnudes y cacarees o me des la razón si tienes argumentos sólidos de que no la tengo.

Aprovecho aquí para poner el significado de manipulación según la RAE. Que mucha gente tiende a usar esa palabra como insulto.

La manipulación puede tener un fondo positivo, ayudar al otro a ver más alternativas, o negativo, ayudar al otroa hacer o hacerse daño a sí mismo.

MANIPULAR: Intervenir con medios hábiles y, a veces, arteros, en la política, en el mercado, en la información, etc., con distorsión de la verdad o la justicia, y al servicio de intereses particulares. Es decir, que para que sea negativo tiene que haber un interés negativo por parte del que manipula. La verdad, es la realidad que es relativa y depende del mapa de quien la interpreta. Para valorar si hay intención de dolo hay que tener pruebas de que así es y no de lo contrario.

2. Los coaches antes que coaches somos personas, somos tan susceptibles de coger cariño al coachee o cliente así como de sentirnos amenazados o dañados por este. Es un gran error compartir cosas personales con una persona que no conoces lo suficiente, o usar la palabra amigo con ligereza.

3. Para mi ser manipuladora puede consistir en ayudar a  otros a ver caminos que en ocasiones no contemplan, aunque cada uno decide cual tomar, y para muchos ser egocentrico , hablar bien de uno mismo, o actuar como el centro de tu propio mundo, la persona más importante de tu vida y alguien que se quiere, se cuida, y se perdona, es negativo. Cada cual es libre de tratarse como prefiera.

4. Queridos coaches…. Tenemos la obligación de frenar los procesos cuando pensamos que nuestra relación con el cliente puede afectar al proceso negativamente, cuando creemos que no está dispuesto a hacerse cargo de la responsabilidad en su vida y cuando creemos que sus intenciones con nosotros no son sinceras o pueden resultar dañinas. No tengas miedo y si se te va de las manos contacta con un mentor en quien confíes  y si es preciso con un abogado. Tenemos la obligación de no apegarnos a las movidas de nuestros clientes, de no hacerlas nuestras y de no hacer su parte.

Los clientes tienen el derecho de dejar el proceso cuando lo crean conveniente, pero jamás de hacer chantaje alguno para evitar que quienes lo dejemos seamos nosotros ni mucho menos obligarte a mantener relación sea del tipo que sea con ellos. Como tampoco es lícito que ningún amigo o pareja te acose por querer dejar de serlo. Tenemos el derecho de protegernos legalmente en caso de que alguien nos amenace, amenace a nuestra imagen o nos calumnie o injurie. Precisamente para evitar las calumnias o injurias a la inversa lo he escrito como lo he escrito y sin nombres.

¿Qué quiere decir calumniar a alguien?  

Artículo 221. Calumnia. El que impute falsamente a otro una conducta típica, incurrirá en prisión de uno (1) a cuatro (4) años y multa de diez (10) a mil (1.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

“La CALUMNIA es la FALSA IMPUTACION de un DELITO que de lugar a ACCIÓN PUBLICA. Por ejemplo decir que alguien es un ladrón, maltratador o estafador, etc.”

Artículo 220. Injuria. El que haga a otra persona imputaciones deshonrosas, incurrirá en prisión de uno (1) a tres (3) años y multa de diez (10) a mil (1.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

“La INJURIA consiste en la DESHONRA (afecta al honor de una persona ) o DESCREDITO (afecta el honor objetivo lo que la gente piensa de ella). Hay que conocer que lo que se afirma es falso.

Por ejemplo decir públicamente que alguien engaña a su esposa con otra mujer…

La injuria es la expresión que lesiona la dignidad de una persona perjudicando su reputación o atentando contra su propia estima. Puede consistir en la atribución de unos hechos, en formular juicios de valor sobre la persona… etc. Y podemos decir que Incurre en un delito de calumnia la persona que acusa a otra de haber cometido un delito a sabiendas de que tal acusación es falsa.”

http://iabogado.com/guia-legal/delitos-y-faltas/los-delitos-contra-el-honor

Queridos coaches, somos seres humanos. No magos. No cambiamos la vida de la gente, estoy harta de decirlo. La gente se cambia la vida solita, y sino su problema es, sólo les acompañamos, si se cumplen los términos de nuestro acuerdo y en ningún caso nos faltan al respeto o nos amenazan.

5. Lo peor no son las amenazas. Lo peor sería caer en el error de mezclar el miedo creado por la suposición de lo que podría ocurrirte, con la realidad.  Suponer te aleja de la realidad. Suponer solo le da poder al acosador y a tí te resta energía.

Nadie puede hacerte daño si tu no se lo permites. No lo hagas. 

No soy amiga de todos mis clientes, aunque con el tiempo me he hecho amiga de muchos y estoy orgullosa de las relaciones de mi entorno. No tolero las amenazas, las extorsiones, ni las traiciones. No tengo miedo a que nadie me denuncie porque hago bien mi trabajo.

En caso de seguir recibiendo advertencias, emails o mensajes, no me quedará más remedio que interponer una demanda o querella judicial contra esta persona por acoso repetido durante varios días a pesar de su retractación, que espero sea definitiva.

La tentativa  (sin lograrlo) de franqueo de la seguridad de mis redes sociales en los últimos días ya está en manos de las autoridades y haya sido quien haya sido espero que tenga claro que no permitiré intromisión alguna en mi intimidad, y que es un tema muy serio ante todo porque sería delito penal.

El BUENISMO, termino que acuño porque me lo ha enseñado otro gran profesional al que respeto profundamente, es un error demasiado común. El buenismo hace que pensemos que todo el mundo es bueno, que regalemos la confianza y perdonemos lo imperdonable, que nos creamos la opinión de los demás sobre nosotros….y les demos poder.

Afortunadamente contra unas pocas opiniones horribles sobre mi, hay miles positivas. La mía la primera, que sé que me puedo equivocar mucho, pero nunca traiciono, miento, amenazo o daño a los demás, por principios. 

Queridos coaches, nuestra profesión para mí es la más bonita del mundo, pero no nos exime de riesgos como en todas las profesiones de tanta responsabilidad.

A ti que estás empezando, que sepas que jamás dejarás de aprender, que ser asertivo no es malo pero no todo el mundo sabe asumir los límites, que muchos de los que lleguen paguen o no, querrán que te hagas cargo de sus problemas y cuando aprendan que esa es su parte y te niegues a solucionarla tú, vaciarán el contenido de sus mochilas vitales sobre ti. Debemos aprender a no apegarnos a los problemas del cliente, evitar tratar de salvarle o solucionar su vida. No es nuestra tarea, eso no es coaching.

La gente de tu entorno la decides tú, que nadie te obligue a comulgar con lo que no te crees o te acuse de lo que no eres y te lo acabes creyendo.

El feedback es lícito cuando se pide, cuando el otro insiste e insiste en dártelo, por algo será.

Gracias por seguir el contenido del blog, recuerda que tienes la opción de suscribirte y recibir sus actualizaciones en tu correo electrónico para no perderte ninguna.

Si quieres acceder a ejercicios para autoconocerte haz click aquí

Coach Personal

Coach Personal