Besarse es vida

Por una mirada, un mundo;
por una sonrisa, un cielo;
por un beso… yo no sé
qué te diera por un beso.
Gustavo Adolfo Becquer

A medida que va pasando el tiempo las parejas se olvidan de aquello que les hizo vibrar una vez.
Cierra los ojos y recuerda uno de esos besos magnificos que os disteis hace tiempo, al principio.

Estabas nervioso, ella lo estaba, os costaba miraros a los ojos y ambos teníais unas irremediables ganas de acercaros el uno al otro.
Como si una poderosisima fuerza de atracción más potente que nada os obligase a acercaros.

Cuando te quieres dar cuenta vuestros labios se juntan. Abres los labios humedos, y sientes el calor de su boca en ellos,
su aliento suave inundando tu boca.

Tu cuerpo se contrae,sientes las piernas como si flotases, y su lengua invade tu boca. Su lengua mojada se entrelaza con la tuya, tu respiración se acelera…

Tu mano derecha en su nuca ,la suya sosteniendo tu barbilla, mientras poco a poco vuestras bocas se funden.

La saliva templada mantiene vuestros labios mojados y en el resto de tu cuerpo ya has comenzado a sentir como la sangre que te corre por las venas arde.

Te sientes más vivo que nunca…

No quieres parar, no puedes parar…

Os separais solo un instante, y en ese microsegundo respirais el olor del cuello del otro. Huele a gloria, y eso te atrae más.

Sin pensarlo os agarrais con fuerza, como si ese beso hubiese despertado una adicción latente a sentir al otro.

Sientes las yemas de sus dedos bajo tu pelo,su mano se entrelaza aferrandose a los mechones que caen sobre tus hombros y las tuyas acarician su pecho por primera vez mirándole.

Los ojos de el están repletos de deseo, pasas tu lengua por tu labio superior mientras saboreas… te muerdes el labio inferior, y tus ojos responden al deseo de los suyos con un ruego de más y más…

Y más…

Esa sensación que se produce cuando besas a alguien a quien amas es incomparable, irrepetible, única.

Es, a lo que comunmente, llamamos mariposas.

Siéntate a su lado, toma sus manos y cierra los ojos. Aún puedes repetir aquello. Dicen que donde hubo fuego siempre quedan brasas.

Acércate a su cuello y roza con tu nariz su mejilla. Oleros.

Besarse activa el corazón, y eso genera que tu respiración se acelere.Mientras besas al otro tu cuerpo quema calorias, activa tu circulación sanguinea y aumenta las posibilidades de que vivas más años.

La mujer libera oxitocina, hormona que mejora su salud notablemente. En ambos casos los niveles de cortisol bajan, “desestresando” a los participantes, se genera adrenalina por otro lado, fuente de esa energía incomparable que sientes después de besar a alguien.
La saliva que se genera incrementa la reducción de bacterias y ayuda a mantener tus dientes sanos.

El sistema inmunológico se estimula, por lo que mejora la dismunución de las posibilidades de enfermar y es una buena terapia para cualquier patología.
Y además, liberas muchisimas endorfinas. Estimulantes naturales de la sensación de felicidad.

Deja que te bese… bésala…

No solo hareis un viaje al pasado que alimentará con todos estos beneficios el presente.

A su vez, estareis dandoos la posibilidad, de recordar unas sensaciones que la rutina había apartado de vosotros.

¿cuánto tiempo hace que no besas a tu pareja como las primeras veces?

Es una de las vivencias más estimulantes, sabrosas y potentes que tiene la vida.

Besar a la persona que quieres, es un gran motivo para tener algo más que agradecer.

Sus labios…
Los tuyos…
Cerrar los ojos…
Dejaz que se pare el tiempo.

“La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento”.Kevin Bisch

Aprovecha este mismo instante. El momento es hoy. No hay tiempo que perder.
La vida es para vivirla con pasión.

“A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante”
Oscar Wilde

Un beso!

Marta