COACHINGCuando eres codependiente lo sabes por el tipo de relaciones apegajosas (Si, apegajosas, una mezcla entre relaciones de apego, y relaciones pegajosas) que sueles tener, por como te hacen sentir, por como te sientes cuando te relacionas con los demás, por tus niveles de necesidad de aprobación de otras personas…

Una vez ya has asumido que te relacionas de forma codependiente, una vez has identificado tus comportamientos con los patrones de la codependencia, y estás dispuest@ a ponerte manos a la obra a comenzar a actuar de forma distinta con el fin de obtener resultados diferentes y una mayor sensación de satisfacción en tu vida, entonces, estás list@ para redactar tu inventario vital.

El proceso de hacer un inventario vital, es una de las cosas más bondadosas que podemos hacer por nosotros mismos. No se trata de una invitación para que nos juzguemos severamente ni para herirnos. Este es el ejercicio con el que empezaremos a ver nuestra parte en nuestras propias vidas. Y solo viendo tu parte, serás capaz de emprender acciones diferentes, sólo sabiendo que has de mejorar tu podrás hacerte cargo de ellos, y solo poniendo el foco en ti y sacándolo de lo que el resto debe cambiar, lograrás cambiar como te sientes.

La pregunta es ¿qué haces tu para atraer este tipo de relaciones? o ¿qué tienen en común las personas con las que te relacionas o de las que te enamoras? 

Un inventario tiene que ver con la verdad, tiene que incluir tanto los atributos positivos como los comportamientos Autodestructivos. Revisamos nuestra historia y las acciones, deseos , motivos y comportamientos compulsivos. También vemos nuestras cualidades positivas, valores y habilidades.

Los codependientes tenemos cierta tendencia a enfocarnos en problemas, en la parte negativa de nuestras vidas y de nosotros mismos, en lugar de sacar de todo el lado positivo. Se trata de una falta de percepción de lo positivo y un exceso de sensibilidad ante lo negativo.

Trabajar tu codependencia, escribir la historia de tu vida, será menos doloroso que no hacerlo. Cuando vives en el pasado, en las frustraciones que has vivido, en el dolor del presente, en lo que podías haber hecho y no hiciste, en lo que el otro podía haber hecho o sido, etc…. vives regodeandote en el dolor y eso te transforma en una víctima de tu propia vida. Cuando comienzas tu inventario y te pones en serio con el, a medida que vas avanzando semana por semana,  interpretándolo, usándolo para crecer y mejorar, te vas convirtiendo más y más en el líder de tu vida.

Estoy segura de que evitas o has evitado a menudo pasar tiempo contigo a solas. Pocos codependientes son capaces de viajar solos por placer, ir al cine solos, o salir a cenar o comer fuera en soledad, y además disfrutarlo. Hace años que escribí por primera vez mi frase, Nunca estoy sola porque siempre estoy conmigo. El día que lo aprendí y lo interioricé de verdad.

La forma de evadirnos de nosotros mismos va desde no pasar tiempo a solas, no preguntarnos lo que nos gusta o apetece antes de tomar decisiones, no escribir sobre lo que sentimos, evitar conversaciones que saquen a la luz que nos sentimos vulnerables, acallar los sentimientos dolorosos con ruido, o con compañía o drogas…

Te voy a contar un secreto, puedes sentarte tranquilamente con tus secretos, con tus sentimientos, con tus sensaciones, incluido tu dolor. Lo que te va a proporcionar aceptarte a ti mism@, tomar conciencia de tus patrones de comportamiento y reconocer tus emociones es una libertad que nunca antes has conocido.

La libertad de ser quien eres sin juicios ni temores, la libertad de sentir, la libertad de escoger, la de seleccionar… la de amarte y ser amado sin condiciones, la de amar sin cargar al otro con la responsabilidad de tu felicidad, y el inmenso placer que produce comprobar, como sin amarres, el otro permanece ahí, sencillamente porque también tiene la libertad de elegir, y te elige a ti sin cambiarte, así como elige quedarse por el puro placer de compartir su camino en paralelo contigo.

Vayamos ya a ver cómo se hace esto del inventario:

1. Mi inventario de relaciones de pareja:

codependencia coaching

2. Mi inventario de relaciones. Se puede dividir en subtipos y es parecido al de arriba, hazlo a tu medida en un cuaderno mejor.

– Familia

-Trabajo

-Amigos

3. Mi inventario de características codependientes: Revisa el artículo en esta página “Patrones y  características de la codependencia”INVENTARIO PATRONES CODEPENDIENTES, y haz una lista con todos aquellos con los que te sientes identificado o alguna vez has mostrado en tu vida.  Al lado de los que hayas seleccionado, escribe una o dos situaciones reales que recuerdes en las que o bien tu comportamiento ha sido codependiente o bien lo han sido tus pensamientos. Por último, reflexiona y escribe sobre lo que crees que te llevó a actuar o pesar de esa manera, dónde lo aprendiste y para qué actuaste o te dijiste eso en ese momento. En la última columna, escribe la acción que tomarás de forma distinta la próxima vez que eso te ocurra y con la que te comprometes al 100%.

4. Mi inventario de sensaciones dolorosas: Redacta una lista con todos los incidentes en tu vida que te hicieron sentir dolor, o rabia, miedo, dolor, ira, frustración, resentimiento o vergüenza…, todos los que recuerdes, por tramos. De los 0 a los 5, de los 5 a los 10, de los 10 a los 20 y así sucesivamente…

Al lado de cada uno escribe el patrón o característica codependiente que desarrollaste a partir de esta situación.

5. Mi inventario de críticas: Haz una lista de ocasiones en las que te has sentido juzgad@ o criticad@ y de las personas de las que venía el juicio o crítica. Después selecciona cuáles de esos mismos juicios reconoces haber hecho tu a ti mismo u otros,  y elige una mejor manera de tratarte a partir de ahora.

6. Mi inventario de logros: Redacta en el todas las situaciones que consideras logros, éxitos o de las que estas orgullos@. Después en un lado de la lista, anota que fortalezas, habilidades, cualidades tuyas has usado, usaste o fueron necesarias para que aquello saliese bien.

7. Mi inventario saludable: Una vez tengas hechos los inventarios de relaciones, te invito a que anotes en un lugar diferente las actividades que llevas a cabo con cada una de estas personas. Hecho esto, ya solo te queda separar las actividades que consideras sanas y beneficiosas para ambas partes, de las que son insanas o fruto de la manipulación. Elige qué harás con los resultados de este ejercicio a partir de ahora.

8. Inventario de cartas pendientes: Escribe una lista de ocasiones en las que crees que no te has portado bien, luego anota las personas a las que eso les ha afectado. Escribe un carta a cada una de esas personas. Habla con tu coach, sobre la posibilidad de hacer reparaciones personalmente.

9.Inventario de mi relación conmigo: Haz una lista de las cosas que haces bien contigo mismo, de los comportamientos que te hacen sentirte bien, únic@, buena gente, que están alineados con tus valores… luego haz otra con los comportamientos que te hacen sentir mal contigo mism@, remordimientos, culpabilidad…

Escríbete una carta a ti mism@ contándote que te has dado cuenta de las cosas que te estás haciendo, y decidiendo cuáles vas a cambiar y cuales vas a salir a celebrar.

10. Inventario de regañinas: Escribe la lista de cosas que sueles decirte cuando haces algo mal o te equivocas… las que más suelas repetirte. Luego busca en tu interior a quien te dijo esto antes o de dónde o quien pudiste haberlo aprendido. Por último piensa en que en tí sois dos, tu y tu niñ@ interior, cuando te regañas a ti mism@ lo estás haciendo con el o ella también. Tu mente racional puede comprender lo que dices pero tu parte emocional no solo interpretará lo que te dices sino cómo te lo dices a ti mism@.

¿te machacas? ¿te regañas en exceso? ¿críticas todo lo que haces? ¿eres demasiado exigente?

Escribe tres mensajes que vayas a darte a partir de ahora cada vez que te equivoques, que te beneficien más y sin dejar de alertarte sobre el área a mejorar no resulten machacones, hirientes ni dañinos. Date permiso para equivocarte y aprender de ello, también para no ser perfect@. Lleva esa nota contigo si es necesario hasta que conviertas tratarte de la nueva manera en un hábito.

 

Este artículo está basado en parte en el programa de recuperación de la codependencia de los 12 pasos. Yo no he hecho más que adaptarlo al coaching.

Si tu objetivo es liberarte de la codependencia y quieres solicitar una toma de contacto gratuita conmigo por skype, solo tienes que mandarme un email a protagonizatuvida@gmail.com.

Puedes ver el coste de las sesiones conmigo aquí

Puedes ver algunos testimonios de personas que me han elegido como coach aquí, y aquí, y aquí, y aquí

Gracias por seguir el blog, si lo deseas puedes suscribirte a las actalizaciones para poder ver cada nuevo artículo a través de en enlace que encontrarás en la columna de la derecha de la página.

Un saludo. Marta